Atrapada en un lugar del espacio-tiempo indeterminado, la mansión —cuyos habitantes no pueden abandonarla pues han sido seducidos por ella —, puede despertar en cualquier lugar o época de un modo imprecedible. Eso lo decide la pluma del escritor o escritora que se aloje en Mhanseon. Pero… ¿quién vive en la mansión? Pasa y lo comprobarás.

HISTORIA


    Mhanseon fue construida con mimo por un antepasado de Keridil Torn como regalo para su única hija, Morrigan, a la cual conoció cuando ella contaba con veinte años de edad pues había sido raptada al nacer. Morrigan poseía una imaginación desbordante y una incontrolable necesidad de contar historias, hasta tal punto, que la joven muchacha desprendía una presencia de ánimo perturbadora. Morrigan parecía estar aquí y en otro lugar al mismo tiempo, siempre, y eso le impedía avanzar. Mhanseon se convirtió en su santuario, en el lugar donde dejar que la barrera se difuminara y poder traspasar las lindes de lo imaginario a placer. Lentamente una transformación se fue operando en Mhanseon fruto de la presencia constante de los submundos creados por Morrigan, hasta el extremo que el hermoso edificio quedó impregado de esa esencia de palabras líquidas. Tras su muerte nunca se encontró el cuerpo de Morrigan, quizás se hallaba en cualquiera de las épocas o lugares que ella ideo y, de algún modo, vivió.

    A lo largo de los siglos Mhanseon ha representado el santuario de las personas que eligen la escritura como vehículo de interacción con el universo. La fama de la mansión es conocida y a ella acuden escritor@s de todos los lugares imaginables albergando el deseo de ser tocados por la magia de Morrigan, aunque probablemente, lo que encuentran es su voz interior.

   Sin embargo, y curiosamente, algunos de esos huéspedes quedaron atrapados por la mansión. De algún modo, esos seres poseían una conexión especial con la burbuja que había creado Morrigan, hasta tal punto, que nunca desearon regresar al plano de lo completamente real. Ellos habitan Mhanseon desde un tiempo inmemorial y sus retratos cuelgan en distintas estancias de la mansión, ellos son: Akane Fuchida, Liam Walls, Victoria Robles, Héctor Latorre, Louise Svensson y Benjamin Cooper.

    Mhanseon puede despertar aquí o allá en función de la pluma del escritor o escritora que la habite en un momento determinado. Con su ingenio y su creatividad, los personajes atrapados en los cuadros viven las historias que surgen de la mente de quien los controla. De este modo, los personajes cobran vida e interaccionan entre ellos o con otros personajes en un espacio narrativo dinámico y polifacético. Esa es la magia de Mhanseon, la magia que posee el espíritu de quien se alberga en ella con el único placer de entregarse a la escritura y dar vida a otros mundos posibles.


  Dotada de numerosas estancias, algunas de ellas acogedoras, otras embriagadoras e incluso inquietantes, la mansión se conforma en un laberinto de cuidados y elegantes espacios donde l@s escritor@s se pueden sentir pertenecientes a una gran familia creadora. Es quizás la chimenea del salón —en torno a la que rondan leyendas mágicas—, el lugar más concurrido, pues es allí donde, frente al crepitar de las llamas, surgen hilos creativos convocados por las ninfas de la imaginación.

   En este momento del espacio-tiempo de Mhanseon, la mansión pertenece al misterioso Keridil Torn, y continúa albergando a escritor@s que se alojan en ella en el transcurso de un año. Marion Albrich y Arthur Tidesson son el ama de llaves y el mayordomo respectivamente, los más fieles confidentes de su señor y protectores de todos sus secretos. Junto a ellos, Keridil Torn desea hacer de Mhanseon el lugar a donde siempre se desee regresar.

Sean bienvenidos a Mhanseon.

2 comentarios:

  1. Mhanseon es también la realidad y el sueño de un personaje, Keridil Torn, superpuesto a un sorprendente ser humano, Ramón Paredes, que vive en una ciudad central de un antiguo país, Hispania. Viajero por las Tierras Altas de todos los lugares, convive con su alter ego, un caballero viajero, de raíces ancestrales, cuyo sentido más verdaderamente aristocrático es su capacidad creativa y de comunicación. Culto e imaginativo, describe y escribe con facilidad, elabora imágenes sorprendentes y construye espacios que recrean lo desconocido a partir de lo conocido. Y viceversa. Se acompaña y se deja acompañar, por Marion y Arthur, esos fieles servidores de su memoria y sus anhelos, que conservan no solo sus anclajes históricos sino también sus secretos. En Mhanseon la existencia y la inexistencia son lo mismo. Hay distintos planos de concreción y cada viajero es dueño de su destino, aunque haya un destino común. Mhanseon es el lugar donde todos podemos estar sin estar, habitar el Reino de la Magia universal y descansar de los pasos concretos que la vida nos lleva a dar en otros planos más obligados y menos libres. Hay escritura, imágenes, y música. Esa música que nos recibe cada noche y se mantiene durante el día. Mhanseon es la armonía y el misterio. La clara oscuridad y la luz tamizada. Aquí y ahora es nuestra casa.

    ResponderEliminar
  2. Contaré a ustedes, y a los demás interesados la razón por la cual le llamo conde: "no puedes permitirte LUNA11 llegar a Mhanseon en una tierra de títulos sin llamar a cada quien como corresponde. Así que no escondas el placer de llamarle Conde a Keridil Torn, pues de allá vienen sus ancestros. Sólo que él, dentro de su austera vida, optó por hacerse llamar,simplemente, sir. (Fue la voz de Morrigan en un sueño).

    ResponderEliminar

Al escrit@r que escribió este cuento le encantaría conocer tu opinión y aprovecha para darte las gracias por visitar Mhanseon.

Con la tecnología de Blogger.
Se ha producido un error en este gadget.

© Mhanseon, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena